miércoles, 5 de noviembre de 2014

Aprende a hacer aceite esencial de lavanda

APRENDE A HACER ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

aceitelavanda



La lavanda es una planta con un aroma fuerte y muy agradable por lo que podemos usarlo para aromatizar ambientes y disfrutar de la deliciosa fragancia de la lavanda, y al mismo tiempo obtendremos todas las propiedades medicinales de la lavanda.
Utilizamos aceites vegetales para macerar la lavanda y como base para el aceite esencial. Se recomienda aceite de oliva, de jojoba, de almendras o de soja. También se pueden mezclar dos o más aceites según el gusto y las posibilidades de cada uno. Cuanto mejor sea la calidad del aceite mejor será la calidad del aceite esencial que tendremos al final.
La proporción a usar es de una parte de flores de lavanda con cuatro partes de aceite vegetal. Se mezclan los dos ingredientes en una cacerola pequeña y se pone a fuego lento durante unas cuatro a ocho horas. Otra opción para este paso es colocar el aceite y la lavanda en un frasco bien cerrado y dejarlo al aire libre, en un lugar soleado, durante dos semanas como mínimo. El metal puede contaminar la mezcla por lo que la tapa deberá ser de plástico, goma o madera.
Cuando vemos que el aceite ya ha tomado el color apropiado, o bien si ya cumplimos el lapso de tiempo máximo que dijimos anteriormente, el aceite esencial ya está listo para usarse.
Pasamos a frascos pequeños y de vidrio oscuro y almacenamos en un lugar seco, fresco y que no sea demasiado luminoso para preservar las propiedades del aceite esencial por más tiempo. Es importante etiquetar los frascos poniendo la fecha de envasado ya que después de seis meses el producto empieza su descomposición y deja de ser efectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada