jueves, 18 de diciembre de 2014

Experimento de 30 días con la coca cola

coca21
Hola, haré un pequeño experimento por los próximos 30 días donde cambiaré sólo una pequeña cosa en mi dieta. Acabo de regresar del doctor y soy un hombre de 50 años de buena salud”, así comienza la introducción de George Prior un ciudadano promedio de 50 años que decidió poner a prueba a su organismo por 1 mes completo para revelar la realidad detrás del excesivo consumo de la polémica bebida Coca Cola.
Él, que mantiene un estricto régimen siguiendo la dieta “Paleo”, donde sólo consume carnes, huevo y muchos vegetales, sólo cambió una cosa en su dieta: sumó 10 latas de Coca Cola diarias, es decir 3,5 litros de este refresco. “Sólo son 1400 calorías extra al día”, dice Prior en el video y agrega: “Tengo un monitor para la presión, un monitor para la insulina y registraré mi peso. Veremos qué hace este incremento de azúcar e insulina a mi cuerpo y salud”. Mira lo que ocurrió después:

Día 9

coca31
“Desperté esta mañana con 3.6 kilos de más a solo 9 días de haber comenzado (…) Estoy cansado de tomar Coca Cola. No es sólo el tomarla, es porque me siento lleno todo el tiempo y no tengo ganas de comer otras comidas (…) Yo como mucha grasa porque con la dieta paleo como muchas proteínas, pero ahora estoy comiendo menos grasas que antes porque no tengo apetito y estoy subiendo muy rápido de peso y eso es sólo por la azúcar de la Coca Cola”.

Día 15

coca6

Día 21

coca41
He tenido jaqueca todo el día, no sé si tenga algo que ver con el azúcar y cafeína de la Coca Cola. Pero he subido 7,2 kilos desde que empecé. Hoy por primera vez no pude abotonar mis pantalones. Voy al baño a cada rato. No dormí bien anoche. Me quedan 9 días”.

Ahora los datos crudos

c039ab8a39a2431d5c508e76ef6f5b3e
Si se calcula la cantidad de azúcar que George Prior consumió a diario basándose en el contenido de las latas, las diez unidades equivalen a ingerir medio kilo de azúcar todos los días.

¿Qué le pasó a su cuerpo?

coca11
Después de 30 días subió 10,4 kg, su nivel de insulina estaba muy alto y su presión arterial se fue por los cielos: paso de un estable 129/77 a un peligroso 143/96, lo que lo puso en riesgo de sufrir problemas cardiovasculares. Y su grasa corporal aumentó en 65% (de 9% a 16%). En resumen, pasó de ser un hombre saludable y de cuerpo definido a tener un estado de salud preocupante.

Se volvió un adicto a la Coca-Cola

328001fb93b7623915aaf35ce569a080
“Los efectos no se detuvieron sólo con el peso y la presión, también me volví adicto al refresco. Cuando me quedé algunas horas sin tomar Coca-Cola, sentía una ansiedad terrible y un deseo intenso por comer algo dulce. Además, el consumo del refresco dejaba mi cuerpo hinchado y mis idas al baño se incrementaron casi al triple”, cuenta.

¿Por qué lo hizo?

“La intención tras este drástico experimento era sentir en carne propia lo que todo mundo ya está cansado de escuchar: los refrescos y, principalmente, el azúcar son los grandes villanos de la salud. Creo que existen muchas personas que sufren problemas de salud como diabetes y enfermedades cardíacas que no se dan cuenta que podrían mejorar con el simple hecho de parar con el azúcar”, finaliza.
Visto en: 10 cokes a day
FUENTE: http://www.upsocl.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada